Los León

. . El sitio de nuestra familia

Nostalgias

Hoy me levanté con nostalgia de Cuenca. Habrá sido algo en el rutinario ronroneo de la pesera mientras salía le sol y la luna aun no desaparecía del horizonte, algo en el aire húmedo de las faldas del Ajusco, en el frio en las mejillas y en la apariencia soñolienta de las gentes, algo que se combinó y jaló el gatillo y que me transportó mentalmente a las frias mañanas entre los andes, cuando el sol le pega al Cajas por debajo de las nubes y todo se pinta de bermellón, y el aroma del pan sube desde cien hornos en toda la ciudad y el ruido es más bien un arrullo y mi cuerpo se siente bien de estar ahi entre las montañas y la lluvia y la gente.

Para dorar la píldora, mi sensación de las mañanas en Cuenca siempre está sazonada con una pizca de nostalgia de la Ciudad de México.

Asi que hoy me levante con Nostalgia de Cuenca incluyendo nostalgia por la nostalgia que siento por el DF cuando estoy en Cuenca.

Ni yo me entiendo, a veces.

Nos leemos