Herramientas del Patafísico respetable

Un patafísico que se respete es un perfecto irrespetuoso de los canales para conseguir el conocimiento. Yo consideraría que el fundador mítico de la patafísica es el Príncipe de Serendip. Que eran tres príncipes, de hecho. Horace Walpole decidio que la estraña característica por la cual los tres Príncipes salían a buscar algo y  encontraban cosas valiosas que no era lo que en realidad estaban buscando era una cualidad que debía llamarse Serendipity.

Ubu ReyAhora, el verdadero truco patafísico para el uso exitoso del serendipity es no buscar específicamente ningún tipo de conocimiento o sabiduría. Más bien, hacer una búsqueda muy práctica de algo que realmente nos serviría saber. Y absorber como esponja todo lo que caiga en las redes de búsqueda que no tengan que ver con nada de lo que esta uno buscando en realidad. Se trata de salir a buscar algo en específico, pues, y atesorar las cosas que no son lo que estaba uno buscando.

El conocimiento patafísico así adquirido pierde su cualidad patafísica en el momento en que uno le encuentra utilidad. En ese momento se vuelve conocimiento vulgar, vil técnica, un cotidiano milagro que no impresiona ni a los niños pequeños.

(Todo lo que impresiona a un niño pequeño es conocimiento patafísico. Háblale a un niño de los principios científicos del funcionamiento de la televisión y lo dejarás tan tranquilo, pero se mostrará absolutamente asombrado ante el hecho que  el proceso sea igual para el color rojo que para cualquier otro color. Digo, hombre, es EL ROJO, debe haber alguna cosa especial o distinta, no puede ser que se ponga el color rojo de la misma manera que los otros colores, y el niño se va meneando la cabeza y murmurando algo sobre los adultos que de veras no ven las diferencias de las cosas que realmente importan, como la diferencia del Rojo con respecto a los demas colores…)

sideshow

Un patafísico respetable, sin embargo, tiene que tener herramientas de búsqueda igualmente respetables. Como dije, el conocimiento patafísico es algo que empieza con un proceso normal de búsqueda de algo que necesitamos. Esas herramientas, por suerte, han mejorado mucho su potencial patafísico gracias a la informática. No desprecio la capacidad patafísica de una buena enciclopedia temática, pero hoy día hay maneras más cómodas.

Obviamente que la internet, con su dinámica de búsquedas via altavista, yahoo, msn, etc. y especialmente google (¿cómo era la vida antes de google? ya ni lo recuerdo) La búsqueda por internet es la primera herramienta patafísica y responsable del gran florecimiento de conocimientos patafísicos de la última década. Pero hay una buena cantidad de herramientas que hoy les doy a conocer, aunque si han sido buenos émulos de los príncipes de Serendip seguramente ya las conocen.

Logo de la wikipediaPrimero, las herramientas basadas en Wiki. Específicamente, Wikipedia y Wiktionary. Otros Wikis menos conocidos pero definitivamente patafísicos son los wikis de “como hacer”, primero el wikiHow y luego Instructables, el wiki de instrucciones.

Pero la herramienta con la que he cosechado una gran cantidad de sabiduría inútil y soluciones imaginarias es la blogosfera. Especialmente los blogs de boing boing (“un directorio de cosas maravillosas”), los multitemáticos de Wired y en tiempos más recientes el blog de una curadora europea de arte dedicado a las cosas que no necesariamente son arte pero que pueden ser apreciadas como tal y que se llama We make money not art (“hacemos dinero no arte”)

Logo de Boing Boing

Todo esto disponible en la punta de mis dedos gracias a los métodos RSS que se manejan fácilmente via el lector de google en reader.google.com. Se necesita tener una cuenta de google para usarlo, pero si quieren ver de que se trata y no tienen cuenta de google nomás escribanme y les regalo una. ( actualización agosto/2012 En 2005 era necesario tener que alguien que ya tuviera cuenta te invitara para tener tu propia cuenta de gmail / google. Ahora el sistema ya está disponible para todos)

¡Buenos y patafísicos viajes!

La Clanchana

Sirena AdrianHace un tiempo, por ahí de mi dos últimos años de bachillerato, me empezó a llamar la atención, cuando ibamos a Metepec de visita con la familia, que los artesanos del lugar se identificaran con una sirena. Con el paso del tiempo fui aprendiendo un poco más sobre dicha sirena, especialmente en un número de Artes de México dedicado a los artesanos del barro de Metepec, donde nombraban a dicha sirena como La Clanchana. Número dedicado a Metepec y su barro, más información aquí.

El artículo en cuestion “La Clanchana – por María Isabel Hernández” mencionaba que La Clanchana era un ser mitad mujer y mitad pez, que se asomaba a la orilla de rios y lagos y que cuando veía a un campesino descansando le cantaba con un canto mágico que, al ser oido, le inspiraba al campesino ideas de qué hacer con el barro: figuras, platos, vasijas, etc. Era algo así como la musa de la artesanía. Y tambien suelen llamarla la Tlanchana.

La Clanchana en la plaza de MetepecEsta historia me caló hondo porque yo recuerdo estar intrigado con la creatividad y los objetos, con la manera como las ideas se convierten en cosas, desde mi infancia. De hecho, esa obsesión fue lo que me llevó a, en primer lugar, estudiar diseño industrial y en segundo lugar a programar computadoras.

Haciendo un poco de google sobre la clanchana encontré un poco más de información. Curiosamente, hay un libro, “Sequía en un mundo de agua” de Danilo Antón y Carlos Días Delgado (Piriguazú ediciones, 2002)( El libro se puede leer en línea Aquí ) que tiene una portada hecha de la ilustración de una clanchana y en el apartado “sobre la portada” la autora de la ilustración, María Esther Francia (Artista plástica) dice:

La pintura de la tapa está inspirada en la antigua leyenda mexicana “La Clanchana”, también llamada Achane o Sirenita de Tilapa.

Portada del libro Sequia en un mundo de aguaSe sabe que en las lagunas del río Lerma y del volcán Xinantecatl (Nevado de Toluca) habitaba una criatura mitad pez, mitad mujer; muy poderosa y encantadora. Ella estaba relacionada con los nacimientos del agua, de los ríos, de las lagunas, y la pesca. Se comunicaba con los pescadores; a veces les permitía gran abundancia de peces, otras, si éstos no oían sus demandas, impedía que cayeran presas en sus redes. Su comportamiento con las mujeres era benévolo. Su largo cabello solía secárselo al sol sentada en las rocas. Llevaba sus hijos, todos los animales del agua, en las axilas, en el pubis, o colgados de la cintura. En ocasiones se transformaba en una serpiente grande y negra. Se habla también de la presencia de un Clanchano, y que juntos eran el padre y la madre del agua; espíritus de la vida lacustre y todo lo tocante a la laguna.

Eran dioses, no sólo del agua y de sus frutos animales y vegetales, sino tambien de las especies terrestres. Deidades de la tierra, de los mantenimientos y de la fecundidad. Eran también la pareja primigenia.

Y cita como fuente de su información que fue tomada de la antropóloga Beatriz Albores de su libro “Graniceros”.

Con el paso del tiempo, y sin estar muy conciente de ello, empecé a coleccionar Clanchanas. Pris me ha regalado una por mi cumpleaños desde que nos conocemos, y también los amigos que saben la historia de mi obsesión han contribuido. Asi, tengo Clanchanas pintadas, muñecas de trapo, de cerámica, etc.

Tambien en algun momento usé la Clanchana como propuesta gráfica para el concurso de logotipo de la ENAP, y como propuesta para una empresa que iba a poner mi amiga Marcela que se iba a dedicar a producción de eventos musicales “La Clanchana – producciones en el agua”
Espero tener un poco de tiempo para poner imágenes en una galería de las clanchanas en la casa, y quizás ir recopilando fotos de clanchanas en sitios diversos de México. Y obviamente que me encantaría recibir fotos de parte de ustedes, mis hipotéticos lectores.

Nos leemos

La Patafísica

Hace mucho tiempo leí a A. Jarry, sus famosas obras de teatro de Ubú, donde venía una definición que se ajustaba perfecto a todos los conocimientos que atesoraba en la vida y que no servían para nada. Pataphisyque, decía Jarry, es la ciencia de las soluciones imaginarias. En alguna otra parte (probablemente en algun ensayo cortazariano) leí la definición que más me gusta: la Patafísica es la ciencia de la que se obtienen los conocimientos inútiles. Siempre he considerado que mi cerebro funciona de manera patafísica, ya que parece que mientras menos útil es un conocimiento, menos trabajo tengo en recordarlo.
Lo que sueña el pollo
He abierto un apartado únicamente para escribir sobre esas cosas y mientras llega el próximo artículo, les dejo con una liga que abarca mucho más que mi simple explicación. La foto viene de ahi
Instituto de Estudios patafísicos