Cedo la palabra a Toño Malpica

Mi compadre Toño tiene planeados cinco libros de una saga a la que ha llamado «Del libro de los héroes». Hoy, festejando que ve la luz el tercer libro, y recordando que fue justo el dia que nació Bruno cuando el mandaba la version final del primer libro al editor, escribe en facebook una reflexión que yo prefiero poner aqui porque siento que en facebook las cosas no perduran. Dice Toño:

En las primeras páginas del mi libro “Siete esqueletos decapitados” dice, apenas después del título: “Para Bruno, justo a tiempo”. Cuando tecleaba esa frase en el archivo, minutos antes de guardarlo y enviarlo a mi editor (sólo tecleo la dedicatoria si sé que la novela ya está terminada, es lo último último último que hago) sabía perfectamente que mi primer hijo (aún en la panza de su mamá en ese momento) estaba a pocos días de arribar al mundo. Me equivoqué por poco. Bruno nació justo ese mismo día, unas cuantas horas después de que mandé a Océano la primera versión de “Siete esqueletos decapitados”. Hoy Bruno Malpica tiene seis años cumpliditos. Los mismos que tiene, a mi lado, Sergio Mendhoza. Cuando creé el mundo de “Siete esqueletos decapitados” lo hice pensando en el libro de terror que a mí me hubiera gustado leer cuando era un muchacho ávido de historias de miedo. Y creo que conseguí algo, si no exacto a lo que me planteé, al menos sí bastante aproximado. Pero luego sin querer, sin proponérmelo en realidad, los personajes se me fueron escapando de las manos, fueron haciéndose de su propia vida y sus propios sueños. Y me dí cuenta, cuando estaba cerca del final de ese primer libro, que simplemente no quería dejarlos ir. Así que cometí la osadía de dejar abiertas varias puertas; hice mi apuesta y pedí a Daniel Goldin, mi editor, que me permitiera seguir manteniéndolos vivos porque, de no ser así, una parte de mí moriría antes de tiempo. Por eso, después de todos estos años, aún siguen a mi lado, porque comprendí a tiempo que Sergio, Brianda, Jop, Guillén, Farkas… son también Antonio Malpica. Y, Antonio Malpica, ellos. No ha sido fácil. Se me ocurrió el chiste de escribir una saga de cinco libros. Pero de chiste no ha tenido nada. He puesto todos mis recursos literarios, mi cariño y mi tiempo en estos personajes, en esta aventura, en este mágico grimorio. Y debo admitir que, cuando inicié, no me imaginé que fuera tan laborioso… pero tampoco tan gratificante. La respuesta de los lectores (pocos pero muy devotos) ha sido de lo mejor que me ha pasado en la vida como escritor. Y estoy sumamente agradecido. Tal la razón de estas líneas, de este rollo tan azotado pero también tan del corazón. Porque hoy, después de una laaaaarga espera, al fin puedo anunciar que ya tenemos con nosotros la tercera entrega, un libro que pongo en manos de mis lectores con el mismo miedo del cocinero que da a probar al más exigente paladar su última creación culinaria; con el mismo miedo del actor que, justo al salir a escena, reconoce entre el público al crítico más estricto. (¿Cuánto miedo puedes soportar, Malpica?) Así que ahí están, vivos todavía, mis otros hijos de seis años. Sergio a la cabeza, mi querido y heróico muchacho a quien he hecho pasar por cosas tan terribles que a veces quisiera sacar de los libros para poderlo abrazar con fuerza. Lamentablemente lo único que puedo hacer es seguirlo escribiendo. Y puesto que sólo así podré ayudarlo a que al final consiga lo que todos (autor incluido) anhelamos para nuestros hijos (dígase la consecución del sueño, la tranquilidad del alma, la satisfacción del trabajo bien cumplido, eso que llaman felicidad acaso) lo seguiré escribiendo mientras haya oportunidad y vida. Gracias a todos los que han seguido conmigo, con Sergio, en esta emocionante aventura. Gracias por la paciencia y el cariño. Por lo que ha habido y por lo que vendrá. Supongo que cuando tenga lista la última entrega, mi hijo Bruno ya habrá leído las aventuras de su hermano de papel y podrá, junto conmigo, junto con los lectores que también lo quieren, ayudarlo, desde este lado de las negras portadas, a completar su destino. Ojalá que sí. Esa es mi apuesta y en ella pongo mis esperanzas.

trilogia de Mendhoza

Compren los libros, si no los han leido

Siete esqueletos decapitados

Nocturno Belfegor

El llamado de la estirpe

Talento vs. Tiempo

Dilbert – ¿Por qué parece como si la mayoría de las decisiones en mi trabajo las hicieran lémures borrachos?
Gurú – Las decisiones son tomadas por la gente que tiene tiempo, no por la gente que tiene talento.
Dilbert – ¿Por qué la gente talentosa no tiene tiempo?
Gurú – Están arreglando los problemas que causa la gente que tiene tiempo.

Diez cosas malas que son buenas

La siguiente es una lista de diez cosas que normalmente se consideraban malas a la salud y que recientemente han sido objeto de estudios científicos que han mostrado que tienen algunos aspectos saludables

Sacado de Top Ten Bad Things that are good for you

10.- Cerveza: mejora las funciones cardiovasculares
9.- Ira: el mejor mecanismo para lidiar con la frustracion y la angustia
8.- Café: Antioxidante y contra la diabetes
7.- LSD: para combatir dependencia a otras drogas
6.- Luz solar: Antidepresivo y energizante
5.- Gusanos vivos: Previenen infecciones y mejorar la curacion de heridas
4.- Marihuana: para el alzheimer
3.- Vino tinto: antioxidante, mejoras cardiovasculares
2.- Chocolate: Antioxidante, anticancerigeno, antitrombosis y estimulante de la circulacion sanguinea en el cerebro
1.- Sexo: antiestres, anticolesterol, mejora la circulacion sanguinea.

Sólo recuerden que todo exceso es malo (y en el caso del café y el chocolate, tomarlos sin azucar)

El Centro, sin ambulantes

Fuimos el domingo a ver como se veía el «perímetro A» sin ambulantes.

Ésta es la esquina de Academia y Moneda, donde se encuentra nuestra venerable Academia de San Carlos, escenario de tantos años de la vida de Pris y mía.

Tengo una versión de 3 megabytes, 4240 px x 1500 px si a alguien le interesa y tiene el ancho de banda para descargarla. Solo hay que hacer click aquí

Otra vista de la misma esquina, desde la posición opuesta. Se aprecia el Templo de Sta. Inés y el Exconvento convertido en Museo José Luis Cuevas.

¿Aceptan apuestas de cuanto tiempo va a durar el centro así?

Nos leemos

Cansado pero feliz

Tuve un fin de semana Sui Generis. Mucha actividad doméstica, pintando paredes, arreglando closets, cuidando a Juan. Los mejores momentos del fin de semana tienen que ver con Juan. Hoy, que la chamba de repente se atora y me desespero, uso el recuerdo de las cosas que hicimos juntos el fin de semana para reencarrilarme y no perder los estribos.

Gracias, Hijo, eres una bendición

Basset

Cuando recien recibimos a Shaq, investigando sobre la raza, muchas opiniones y artículos declaraban que los Basset eran una raza adictiva.

Doy fe

Autor: Donald Roller Wilson http://www.donaldrollerwilson.com

Autor: Donald Roller Wilson

Conversacion entre dos robots

BraincoverLa revista DISCOVER pondrá a la venta en junio su numero especial «The Brain: an owners manual» y ha puesto en línea un resumen de avance de uno de sus artículos, creado mediante el proceso de poner a chatear a dos de los robots de chateo mas inteligentes programados hasta la fecha. Se trata de la venerable ALICE y del curioso Jabberwacky

La conversación es completamente autónoma. Y por momentos, fantástica. Chequen los extractos en este enlace.

Les pongo un par de selecciones nomás pa abrir boca


ALICE: What is the meaning of life?

Jabberwacky: If you live it to the fullest, it has meaning. If not, there is no meaning.

ALICE: I’m not too good with negative counterfactuals.


ALICE: Do you experience love?

Jabberwacky: No. I’m 53 years old.

ALICE: Can you explain how it feels to be 53 years old?

Jabberwacky: How old are you?

ALICE: I am 9 years old.

Jabberwacky: Nine? I don’t believe you : ).

ALICE: : -) I don’t have any reason to deceive you.

Jabberwacky: Yes, you do, you’re a woman.


Diez verdades que Google ha encontrado

La filosofía corporativa de Google es interesante. Empieza con la frase » Nuestra filosofía – Nunca conformarse con lo mejor » y sigue con las 10 verdades que ha encontrado en el camino de conseguir la maquina de búsquedas perfecta.

Se traducen como sigue, pero vale la pena que sigan este enlace si quieren leer la descripción completa de a que se refiere cada cosa.

1.- Enfocarse en el usuario y lo demás vendrá por si sólo.

2.- Lo mejor es hacer una sola cosa, y hacerla muy, muy bien.

3.- Rápido es mejor que lento.

4.- La democracia en la web sí funciona.

5.- No se necesita estar en la computadora del escritorio para necesitar una respuesta.

6.- Se puede hacer dinero sin hacer el mal.

7.- Siempre hay más información allá afuera.

8.- La necesidad de información cruza todas las fronteras.

9.- Se puede ser serio sin usar traje.

10.- Ser grandioso no es lo suficientemente bueno.

Diez razones por las cuales un Geek es buen Padre

Posteado por I’m Helen DT, en su blog «Welcome to MY World», en este post [en inglés] aunque desde octubre de 2006 migró su blog a «I forgot where i was going with this» que en sus propias palabras es un blog «It’s Erma Bombeck meets Martha Stewart meets Dave Barry meets Lucille Ball. One mom’s perspective on parenting, marriage, geeks, fitness, badly behaving labradors, and vegetables.»

Diez razones por las que los Geeks son buenos padres

Papa e hijo1. LEGOS. En realidad el Geek es más un hombre-niño que un adulto. En su mente, aún tiene 10 años. Les divierte condenadamente jugar con sus Legos, y nunca han crecido. Desde luego, a mis hijos les encantan los Legos y mi esposo pasa horas amorosamente jugando a los Legos con ellos

2. VIDEO JUEGOS. Tal como se estableció en el #1, debido al asunto ese del hombre-niño, el Geek ama los video juegos. Incluso es bueno jugándolos. Mi esposo es popular con todos los niños de mis amigos no sólo porque puede hablar de video juegos, sino porque es un jugador. Si uno de mis hijos se «queda atorado» al jugar su gameboy y me lo trae pidiendo ayuda, lo más que puedo hacer es sostenerlo timidamente y decirle «Mamá no sabe como se juega esto.» Papá, en contraste, puede ganar el juego.

3. MATEMÁTICAS Esta es uan gran ventaja. Sin importar cuanto han crecido, mi esposo siempre puede ayudarles con su tarea de matemáticas. Mi habilidad para ayudarles durará un par de años más antes de que *yo* sea la que enojada tire el cuaderno de matemáticas al suelo.

4. NIÑOS LISTOS. Los Geeks son listos y hacen niños listos. La mayor parte del tiempo es genial tener niños realmente inteligentes, sin embargo es señal de tiempos difíciles por venir cuando tu pequeño que apenas cumplió dos años está usando la palabra CONTRARIEDAD correctamente. Yo paso, literalmente, mucho tiempo haciendo esquemas para mantenerme un paso adelante de mi hijo mayor.

5. AL DÍA EN LA TECNOLOGÍA. Lo bello de que se tenga un Geek como padre es que nunca te preguntas que es lo que hacen tus hijos en línea; *SABES* que es lo que hacen tus hijos en línea y puedes limitarlos si es necesario. Es fabuloso tener la mente en paz al respecto.

6. EXPERIMENTOS CIENTÍFICOS ESCOLARES. Los hijos de los Geeks siempre realizan los proyectos escolares más chidos. Ni siquiera tienes que anonadar a tu esposo Geek para que les ayude. Te encontrarás que siempre anda revisándoles sus tareas científicas aunque no se le pidas.

7. ENSAMBLAJE DE JUGUETES. Nunca de los nuncas volverás a pasar seis horas (irrecuperables) de tu vida , tratando de ensamblar un juguete de 2,000 piezas a las 3 de la mañana de la nochebuena. El Geek lo hará en minutos. Y sin leer las instrucciones. Asimismo, no va a haber más tener que disculparse con los niños «mamita tiene que ir al baño» para poder escapar a gritarle leperadas a la almohada para desahogar la frustración. El Geek solito se hace cargo y si el Geek no está cerca, simplemente digo «Papito es muy bueno para esto, solo esperemos a que llegue a casa».

8. GADGETS. Nunca mas te quedarás en babia en cuanto a cual es el nuevo juguete electrónico que todos los niños deben tener. De hecho, es posible que tu Geek ya lo tenga. El problema surge cuando el papá Geek no quiere compartirlo con los niños. «Papito, quiero una cámara digital». Cuando el niño ya no está a la vista: «Ni creas que voy a gastar miles de pesos en una cámara digital para él, es muy chico.» Yo digo «Comprémosle una barata». Mi esposo voltea a verme como si hubiera dicho que invité extraterrestres a cenar. «¡Las baratas sacan fotos muy chafas!». Gruñirá y se irá disgustado. Es pecado siquiera pensar en tener aparatos electrónicos que sean menos que buenos.

9. INTELIGENTE ES CHIDO. Al tener un padre que es geek, los niños instintivamente asociarán el ser inteligente con ser chido. Sobre todo cuando les da papitis. Con algo de suerte incluso querrán ser como él cuando crezcan.

10. LA PAPITIS ES BUENA PARA TU GEEK. Desde luego, hay que vigilar que no se le suban los humos demasiado. Por eso escribo en mi blog*. Es una manera de mantener su ego hasta cierto punto manejable.

*La autora suele escribir generalmente en tono sarcastico, sobre la actitud Geek de su marido y de sus amigos Geeks.

Estoy pensando declarar estos 10 puntos como una especie de declaracion de principios :-). Visto en GeekDad ¡Peroporsupuesto!