Centro de la ciudad

Paseamos unas 2 horas por el centro de la ciudad. Espero no haberme portado muy pesado con las explicaciones, porque Juan y David tenian una cara de ” a que horas se calla este gordito…” :-) El museo José Luis Cuevas estaba con entrada libre, como todos los martes (es un buen tip) aunque no había mucho que ver, algunas salas estaban en montaje, había una exposición de Guillermo Ceniceros que estaba muy interesante

Mira hijo, allá es donde va a despachar el Peje
Academia y Moneda. La HH Academia de San Carlos
Frente a Catedra, Gon, Juan, Pris, David y Leti
Leones frente a Catedral
Juan frente a obra de G. Ceniceros
Mueo JLCuevas, Juan apreciando la obra de Guillermo Ceniceros

Y que se arma la leonada…

Que gusto que estuvimos casi todos. Faltaron los hijos de Gerardo y una de las hijas de Griselda.


Cualquiera de la familia sabe que esta reunión fue una hazaña de nivel ÉPICO.
Mi reflexión: dábamos por sentado que mi padre era el que tenia el poder de convocatoria, y su muerte fue un sacudón sobre la necesidad de estar cara a cara, de no dar por sentado que sólo él era el que organizaba o molía para juntarnos. Para mi es super importante que mi hijo sepa de su familia León, que no se desapegue.
Y si, mi papá hubiera estado en un éxtasis de felicidad en una reunión como esta. Creo que mis tías y mi tío estuvieron muy contentos, también.
Tenemos que hacerlo más seguido.

Dia 6 – Viajando de regreso, reflexiones sobre el paseo

Llegó el dia de volver a casa. Prácticamente viajamos todo el día.
Las tardes de los dos dias que hicimos tours de medio dia las pasamos recorriendo el centro histórico de Cusco, viendo museos y artesanias, básicamente gozando de los sentidos.

Tres dias antes de iniciar el viaje me liquidaron de mi trabajo, pero no dejé que ese pequeño detalle me arruinara el ánimo o el disfrute. Total, ¡el viaje ya estaba pagado! Y mucho del disfrute fue estar con mi hijo y con Pris, con mi mamá y mi hermana.

Si te recomiendo este viaje, cien por ciento. Con entusiasmo. Como diseñadores y artistas encuentras el estímulo que tiene esos lugares mágicos como Oaxaca, por hacer una comparación ociosa. Y para los que nos gusta probar comida, Perú es una verdadera fiesta gastronómica.