Desde San Francisco


Llegamos a San Francisco ayer en la noche, un viaje sin complicaciones. Javier nos esperaba, que gusto nos dio verlo despues de tanto tiempo, se le ve bien al Cuñis, delgado y alegre.

La casa donde nos hospedamos está casi en las esquina con el Golden Gate Park, Miren el mapa asi que la ubicación es genial, y es una de esas calles inclinadas con casas típicas de la ciudad. La casa está muy cómoda.

Y hoy decidimos empezar con museo, nos fuimos al SFMoMA donde nos dimos un buen atracón de arte moderno, empezando con una expo de Calder, para seguir con una expo de Surrealistas que en la primera parte estaba dedicada a los surrealistas «principales» y en la segunda parte a la fotografía surrealista. Despues de todo Man Ray era californiano. :-)

Calder es uno de nuestros artistas favoritos, asi que disfrutamos muchísimo la expo. La parte de la fotografia surrealista cerraba con una seleccion de artistas contemporaneos estadounidenses que pudieran considerarse «surrealistas», que me pareció la parte más floja de toda la expo, pero en fin.

Luego vimos la sección de la colección permanente, donde me impresionaron mucho las obras de Zak Smith y las de un tal Tim Gardner Chequen La página del museo La colección permanente tiene una sección de arquitectura y diseño que tiene algunas sillas y objetos de diseño maravillosos, como el tostador de pan de Raymond Lowry o un biombo plegable de Charles y Ray Eames.

Al final vimos otras dos exibiciones, una de fotos del gran terremoto de San Francisco de 1906 (en conmemoracion de los 100 años de que sucedio) que es algo bárbaro, ya que la ciudad ardió por 3 dias y no quedo NADA pero de NADA. Eso explica tambien porque esta ciudad es realmente joven, se puede decir que tiene apenas 100 años de edad. Y Se nota ya que saliendo del MoMA (con el obligado paso por la maravillosa tienda de souvenirs y libros del museo) nos fuimos a caminar por el centro, que es de calles anchas, limpísimas, y que no tiene una acera rota o un edificio sucio.

Comimos en Lori’s Diner, un sitio ambientado como cafetería de los 50s, meatloaf y hamburguesas. y luego tomamos el tranvia en la calle Market, de la linea F que es una linea de tranvias «históricos», no el típico tranvía de San Francisco (ese va por otra calle) sino más bien tranvías de los años 40s y 50s. El sistema de transporte público, por cierto,te permite pagar un boleto por tres horas, esto es, si conservas tu ticket puedes subirte y bajarte de los camiones y tranvías durante 3 horas. El boleto cuesta 1.50

El tranvia baja por Market hasta el viejo Mercado, que estan remodelando con cafés y restaurantes muy fifiris, y luego empiezan los muelles, desde el muelle 1 hasta el muelle 50 (creo). Los tranvias van por la calle «the Embarcadero», digamos la costera, y nos bajamos en el muelle 49 que es como el sitio turístico por excelencia de San Francisco. Estaba lleno de gente como nosotros, disfrutando el sol de la tarde y comprando souvenirs. Una de las curiosidades de este muelle es que hay una manada de leones Marinos que vive ahi. Bobeamos tiendas y comederos, y saliendo el Javi se fue a ensayar a música que está haciendo, que es precisamente para lo que le dieron la beca que le permitió venir a San Francisco. Pris y yo seguimos caminando por Embarcadero hasta el muelle de lejército, pasando por una panadería maravillosa, «Boudin» supuestamente los inventores de una de las comidas típicas de San Francisco, la Clam Chowder in a Bread, que es la crema de almejas servida en un pan de Sourbread en vez de plato. Este platillo lo probaremos pronto, porque nomás de verlo se nos hace agua la boca. Adelantito de Boudin está el Fisherman’s Wharf, es decir la Bodega o muelle de los Pescadores, que tiene tambien muchos lugares de comida, con ollas de agua caliente y pilas de camgrejo. Tambien te pueden servir en vaso o en pan :-)
Al lado de Fisherman’s wharf esta un museo de entrada libre llamado el musee mecanique. Es una colección privada de maquinas de entretenimiento tipo monigotes mecánicos, pruebas de fuerza, tarjetas animadas, hay maquinitas de finales del siglo 19 hasta máquinas de pacman y centipede de mediados de los 80s. Todas funcionan con un «quarter». Chequen http://www.museemechanique.org/

Seguimos adelante hasta una vieja enlatadora que está convertida en centro comercial, tambien muy fancy. Se llama «The cannery», es decir, la enlatadora :-)

Ahi dimos la vuelta y empezamos el regreso, pasando por infinidad de tiendas de recuerdos, camaras fotográficas, y curiosidades. Para darnos fuerzas, tuvimos que hace una compra de chocolates Ghirardelli, otro de los productos obligados de San Francisco. Las chocolaterías son tambien algo digno de verse. Ghirardelli
Desde luego, Ghiradelli está en línea en http://www.ghirardelli.com

Estamos de regreso del paseo a las 10 de la noche, cansados pero contentos. Les seguiré dando detalles el día de mañana. ¡Feliz día del niño y nos leemos!

Gunds


Una respuesta a “Desde San Francisco”

  1. Probando. Mi proveedor de servicios de internet le vendio sus clientes a otra empresa, y en el cambio me dejaron sin poder actualizar el blog, un relajo. Creo que ya está jalando (espero)